Desde que descubrí el lápiz y el papel a temprana edad no he dejado de dibujar. Me recuerdo llenando los cuadernos del colegio, tomando notas a medias en la universidad, dibujando en los café de la ciudad, en los vuelos, salas de espera, llenando hoja tras hojas con trazos, lo que con palabras nunca pude contar.

Mi inquietud por nuevos medios ha sido igual de constante, podría pasar horas jugando con el mouse y el paint, conocer el photoshop definió la carrera a estudiar.

La incursión en la tecnología nunca debilitó la pasión por trabajar con herramientas comunes, la ha potencializado permitiéndome llegar a otros medios.

El recurrente dilema entre lo análogo y lo digital fue pasmado hace un par de semanas cuando recibí un regalo.  Vaya sorpresa me di cuando encontré en esta cajita una Wacom Spark, la respuesta a la oración de muchos ilustradores que al igual que yo, nos negamos a abandonar el lápiz.

Quiero compartirles el resultado de mi primera ilustración análogo digital con mi nuevo juguete.

spark

Por: Camila Bernal
@laremedios

Regístrate para recibir nuestro newsletter mensual: http://macstore.com.pa/suscripcion-…